El niño comienza a caminar…

· La dupla ilustración-entorno. Trate de relacionar los dibujos del libro con el entorno del niño. Compare los colores, objetos y situaciones de los personajes del libro con los juguetes, ropa o aspectos de la vida de su hijo. Por ejemplo: “Mira, el bebé esta en su silla de comer, igual que tu ”

· Un ritual. Establecer una hora en el día dedicada especialmente a la lectura.

· Cuentos y masajes. Aplicar relajantes masajes acompañados de una canción o cuento.

· Simón dice. Jugar con canciones que estimulen la imitación

· Cuentos de trapo. Tomar un pedazo de tela de algodón e improvisar un cuento con sonidos onomatopéyicos (pum, bam, tan, chaz, etc) y frases cortas que acompañen el movimiento del trapo: lanzarlo y atraparlo, estirarlo, sacudirlo y ondularlo. Esta dinámica involucra todo el cuerpo de la persona que lo realiza y su capacidad histriónica. Al seguir el ritmo del trapo el niño pasa por estados tónicos de relajación y tensión, de entrega y suspensión, promoviendo un tono emocional para el reposo.

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: